¡Gracias por un año más querido Señor sepultado de El Calvario!